El médico utiliza el laboratorio como medio de ayuda para el diagnóstico y tratamiento del paciente, a través de muestras. Estas pueden ser:

  • Sangre
  • Orina
  • Heces

Siendo las muestras de sangre, el fluido más utilizado. En general, los médicos piden análisis de sangre, a menudo antes de que aparezcan síntomas, para averiguar si el paciente tiene una afección o enfermedad determinada. 

Entre los estudios de laboratorio más comunes se encuentran:

  • Conteo sanguíneo completo
  • Análisis de colesterol en la sangre
  • Análisis de glucosa en la sangre
  • Análisis de tiroides en la sangre

Existen varios tipos de tubos de muestras, que se diferencian por el color de su tapón y el material del tubo. Usar el tubo equivocado puede provocar reacciones adversas en la muestra de sangre que no puedan ser utilizadas luego para su procesamiento.

  • PET Rojo

    Activador de coagulación (sílice en forma de partículas microscópicas)
  • Vidrio rojo

    Sin aditivo para la realización de estudios de química clínica
  • PET dorado

    Gel y activador de coagulación para determinaciones de suero y estudios de química sanguínea
  • PET verde

    Heparina de litio para determinaciones de química de plasma
  • PET azul

    Citrato de sodio 3.2% para realización de pruebas de tiempos de coagulación
  • PET y vidrio lila

    EDTA K3 para determinaciones hematológicas

Ahora conoces la descripción de los diferentes tipos de tubos de extracción de sangre que utilizan los laboratorios. Da clic en el botón de abajo para descargar una infografía que puedes colocar en tu laboratorio y consultarla cada que lo necesites.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × tres =