Existen procesos médicos de gran importancia que requieren de instrumentos precisos para poder realizarlos correctamente y tener resultados favorables, así es el caso de la oxigenoterapia en donde se busca prevenir o tratar la falta de oxígeno en la sangre.

Es un tratamiento administrado bajo prescripción médica en el que se suministra oxígeno, en concentraciones elevadas, con la finalidad de prevenir o tratar la deficiencia de oxígeno (hipoxia) en la sangre, las células y los tejidos del organismo. Por tanto, su principal indicación es para la insuficiencia respiratoria crónica.

Para poder llevar a cabo este proceso de oxigenación es de vital importancia el uso de mascarillas, las cuales se colocan en el rostro del paciente cubriendo el área de su nariz y boca, de manera que se inicia la administración de oxigeno regulada por el médico.

Existen diferentes tipos, las cuales te describimos a continuación:

  • Cánula nasal:

      Es el sistema más usado para administrar oxígeno a bajos flujos. Constan de dos pequeñas cánulas que se introducen por los orificios nasales. Las usaremos en aquellos pacientes que no revistan gravedad.
  • Mascarilla facial:

    Posee unos orificios laterales que permiten la salida del aire respirado, para la administración de altas concentraciones de oxígeno en el tratamiento de hipoxias.

  • Mascarilla con reservorio:

    Dentro de los sistemas de bajo flujo, es la que más concentración de oxígeno proporciona. El flujo que administremos puede ir de 6-10 litros y la FiO2 oscilará entre el 60-99%.

Las mascarillas de oxígeno poseen una importancia marcada en múltiples contextos, partiendo principalmente desde la medicina, a pesar de ello su utilización tanto en el área médica como en el hogar se ha vuelto indispensable, permitiendo que se pueda mantener la seguridad de las personas o tratar enfermedades.

Ahora conoces la descripción de los diferentes tipos de mascarillas para administración de oxígeno. Da clic en el botón de abajo para descargar una infografía que puedes colocar en tu consultorio y así tener a la mano la información, cada que lo necesites.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 1 =